Los afrodescendientes viajan a Tánger para vivir el FCAT desde la otra orilla del Estrecho

Los afrodescendientes viajan a Tánger para vivir el FCAT desde la otra orilla del Estrecho

05/01/2018

La banda ‘One pac & Fellows’ llena con su fusión musical el Mercado de abastos de Tarifa

Tarifa, 30 de abril de 2018. La afrodescendencia española, latinoamericana y europea, presente en el Festival de Cine Africano de Tarifa-Tánger ha tenido hoy una jornada en la ciudad marroquí, donde se han proyectado las películas de la sección Hipermetropía, Five fingers for Marseilles (Sudáfrica) y Ouaga Girls (Burkina Faso). El jurado de la sección oficial también se ha desplazado a Tánger para estar presente en estas proyecciones en la Cinemateque tangerina.

Actores y actrices como Iris Peynado, Marius Makon, Will Shephard o Silvia Albert; los directores Santiago Zannou y Fred Kudjo; la periodista Djia Mambu o la política afrosocialista Consuelo Cruz Arboleda han pisado y olido la Medina de Tánger para encontrarse con los cines de África al otro lado del Estrecho.

En Tarifa, el restaurante Ecocenter vuelve a celebrar como cada día los Aperitivos de cine. Junto al público y los periodistas hoy se han sentado los cineastas senegaleses Pape Bouname, Aïcha Ndiaye y Lamine Diemé y el burundés Eddy Munyaneza. Todos ellos han hablado sobre la tarea que tienen los cineastas al ponerse tras la cámara de contar el mundo a través de sus ojos. “Tenemos la responsabilidad de mostrar lo que realmente ocurre en nuestros países” afirmaba Pape Bouname.

Junto al Teatro Alameda, la cúpula de la Aldea africana se sigue llenando todas las tardes para que niños y mayores escuchen los relatos del cuentacuentos camerunés Boni Ofogo. Los gritos de admiración, las risas o los cantos de los niños sorprenden a quienes pasan cerca de ella y llenan de satisfacción a Boni, que este año trae un repertorio nuevo de cuentos de la tradición oral africana. Su secreto es sencillo: “En un festival de cine los cuentos también son importantes porque lo que yo hago es proyectar imágenes mentales”. Y precisa: “Simplemente, invito a los niños a que desplieguen su pantalla interior, su imaginación, sobre la que yo proyecto las imágenes de personajes y escenarios africanos”. Boni Ofogo asegura que la actitud y la respuesta de los niños es participativa y fantástica y cada tarde espera la hora de comienzo de la función porque él se lo pasa tan bien como su público.

María Luisa Angulo, directora de Trias Culture, una asociación senegalesa que promueve las artes digitales y la economía creativa, presentó el proyecto Africa Artbox, que se desarrollará este año gracias a Acción Cultural EspañolaAfrica Artbox es una convocatoria dirigida a los artistas africanos y españoles residentes África y España para que presenten proyectos  de arte digital relacionados con el Estrecho de Gibraltar como espacio fronterizo y de convivencia multicultural. Los artistas seleccionados recibirán una beca de residencia para que puedan ejecutar su proyecto y exponer la obra en Tarifa en la edición del festival de 2019. Se admitirán no solo obras de arte producidas con las nuevas tecnologías sino también instalaciones audiovisuales o performances y obras de inmersión digital. Las bases de la convocatoria se publicarán en breve en la web del festival, www.fcat.es. Colaboran también en el proyecto la embajada española en Dakar y la empresa senegalesa de comunicación Griot.es

Y en las salas de cine cuatro profesionales, directores y actores, han participado hoy en coloquios con el público tras la proyección de sus películas. El actor Ângelo Torres ha estado presente en el Teatro Alameda donde el público ha podido ver Mi voz, película incluida en la sección Afrodescendecias, que cuenta la historia de una joven guineana que teme a la maldición que pesa sobre las mujeres de su familia: si cantan morirán. Mi voz está dirigida por Flora Gomes y es una coproducción de  Francia, Guinea-Bissau, Luxemburgo y Portugal.

El director Eddy Munhaneza ha compartido opiniones con el público tras la proyección de Futuros inciertos, un documental de 2015 que narra las peripecias de un padre que se ve obligado a salir de Burundi huyendo de la represión política y cómo vuelve luego al país intentando localizar a su familia. “El hecho de tener una cámara ya es peligroso, hacer esta película era una especie de combate con el único objetivo de contar lo que ocurría en mi país”, ha explicado el director.

La actriz Mariam Al Ferjani también ha participado en un coloquio con los espectadores de la iglesia de Santa María tras la proyección de la película tunecina de la que es protagonista, La bella y los perros. En este debate han participado también algunas mujeres pertenecientes a la asamblea feminista de Tarifa. En esta una película que compite en la sección de Hipermetropía, Mariam Al Ferjani interpreta a una joven estudiante que vive en la capital de Túnez y que una noche es violada. Para la actriz “está bien que este tipo de casos aparezcan en el cine y en los medios para que la gente tome conciencia del problema”.

Y en la Casa de la Cultura el director Newton I. Aduaka ha presentado Ezra, título de su película y nombre del protagonista de la misma, un ex combatiente de Sierra Leona que lucha por recuperar una vida normal tras la guerra civil que ha asolado su país. Ezra pasa sus días entre un centro de rehabilitación psicológica y un tribunal de reconciliación nacional establecido bajo los auspicios de la ONU. Durante el juicio, tiene que enfrentarse a su hermana, que le acusa del asesinato de sus padres.

La jornada ha terminado con la música de One pac and fellows. La fusión de funk, hip hop, soul y música tradicional africana ha completado el aforo del Mercado de Abastos de Tarifa. 

   Fotografías del lunes 30 en el FCAT 

Deja un comentario