El FCAT activa un canal de películas africanas a la carta dirigido al público hispanohablante

El FCAT activa un canal de películas africanas a la carta dirigido al público hispanohablante

33 películas inauguran esta plataforma de video bajo demanda que aspira llegar al centenar de títulos a final de año

Tarifa, 2 de mayo de 2019. El Festival de Cine Africano enfila su recta final y este jueves ha presentado uno de sus proyectos más soñados: El canal de video de cine africano. Un proyecto largamente acariciado que hoy se ha activado en Vimeo y que se convierte en el primer canal a la carta de cine del continente africano dirigido al público hispanohablante. Con 33 películas en su comienzo, el canal pretende ser una plataforma viva que aspira llegar al centenar de títulos a final de año.

“Nuestro sueño es que formen parte de este canal las 1.000 películas del fondo fílmico de Al Tarab”, ha confesado Mane Cisneros, la directora del FCAT, aludiendo a la ONG organizadora del FCAT y al fondo custodiado en el CICUS de la Universidad de Sevilla, compuesto por películas que han pasado por las 16 ediciones del FCAT y que hasta ahora ha alimentado Cinenómada, el circuito de cine -no comercial- africano que viaja por España.

Cisneros ha pedido poder trabajar con la complicidades de los distribuidores y directores independientes africanos que deseen que sus películas lleguen al público de habla hispana. También, “muchos clásicos cinematográficos del continente, tan desconocidos para el público”. El canal de películas africanas a la carta estará compuesto por largometrajes de ficción y documental, además de cortos. Podrán ser alquilados por entre 2 y 4 euros y en él trabajarán estudiantes de universidades españolas y latinoamericanas.

“Este sigue siendo un festival, solo que ahora abrimos nuevas ventanas, ya que nuestro objetivo es que se vea cine africano”, ha sentenciado Cisneros en alusión a un canal que  ya existe en inglés y francés, pero que no tenía ninguna versión subtitulada y enfocada al público hispanohablante. La presentación de este canal ha tenido lugar en el marco del VII foro de reflexión El árbol de las palabras dentro del FCAT.

Tras esta sesión, en  Aperitivos de cine, las actrices de Sofía y Mother I am suffocating…, Maha Alemi y Napo Joseph Kebele, respectivamente, junto al actor de Weldi (Hijo mío), Mohamed Dhrif han hablado del trabajo actoral en África desde sus experiencias personales y circunstancias nacionales (Marruecos, Lesotho y Túnez). Alemi ha explicado en Tarifa cuánto le ayudó el hecho de ser madre a la hora de preparar su personaje en Sofía. Por su parte, Kebele ha confesado la emoción que ha sentido en Tarifa al comprobar cómo el público ha recibido su película, un filme experimental en el que ella tiene un papel secundario y que proviene de un país, Lesotho, en el que no existen cines. Para actor tunecino Mohamed Dhrif,  “el cine africano debe contemplar la parte social del continente pero también la artística”. Asimismo ha aludido al gran problema de los yihadistas, yéndose al tema que aborda Hijo mío, “ese problema es unir religión y política”.

En cuanto a las películas en competición, este jueves se ha proyectado por primera vez en España El lobo de oro de Balolé, de Chloé-Aicha Boro, en Tarifa. Este documental revela la existencia de una cantera de granito en Uagadugú, capital de Burkina Faso. En ella, casi 2.500 personas trabajan en condiciones dantescas para reunir los escasos recursos que les permiten sobrevivir. Una población de esclavos de la era moderna, explotados por vendedores de granito sin escrúpulos y marginados por una sociedad que se niega a verlos.  Esta película que saca a la luz el mundo subterráneo de la ciudad de Uagadugú ganó el Etalon de oro al mejor documental en FESPACO 2019. Aicha Boro ya visitó el FCAT en 2016 con su película “Farafinko, une cour entre deux mondes”, y hoy ha estado en el Teatro Alameda tras la proyección de Balolé compartiendo su experiencia con los espectadores.

Otra de las películas en competición que se han proyectado hoy ha sido la sudafricana Estamos agradecidos, estrenada en Locarno en 2018. Esta película es un híbrido entre realidad y ficción que explora el concepto del cine dentro del cine con la narración del propio proceso de creación de la película. Siyabonga es actor y personaje; un joven que hace teatro en los extrarradios de Mpophomeni, Sudáfrica. Un día se entera de que van a rodar una película en una ciudad cercana y decide formar parte del rodaje. Su decisión le lleva por caminos inesperados, pero Siyabonga consigue entrevistarse con el director y se descubre la conversación que da pie a la película.

En las secciones fuera de concurso destaca el plato fuerte de la retrospectiva La tercera raíz, Manos Sucias. Esta película colombiana cuenta la historia de dos hermanos que se implican en el narcotráfico para lograr cumplir sus sueños.

En la sección Afroscope, hoy se ha proyectado Djon África, una película portuguesa de la importante productora Terra Time que fue estrenada en el festival de Rotterdam. El film habla sobre Miguel Moreira, también conocido como Tibars, también conocido como Djon África, quien aprende que la genética puede ser cruel cuando su fisonomía – así como sus fuertes rasgos de personalidad – le delata inmediatamente como el hijo de su padre; al que no conoce. Este inquietante descubrimiento le lleva a buscar quién era ese hombre. Todo lo que sabe es lo que le contó su abuela, con la que siempre ha vivido.

Deja un comentario